Información

¿Qué le dice a sus hijos cuando hay problemas financieros en la familia?

La mayoría de los padres y madres tienden a ocultarle a los niños las malas noticias pero, durante momentos de tanta tensión, los expertos aconsejan hablar 

Por Megan Ryan | 3 de ago., 2020

Los estadounidense estamos atravesando momentos difíciles de desempleo, despidos laborales, cierres de espacios de cuidado infantil y otras preocupaciones que son consecuencia de la pandemia del coronavirus, y es muy probable que esto repercuta en todos los miembros de la familia.

En muchos casos, los cambios son obvios. De acuerdo con una encuesta del Urban Institute, el 30.6% de los adultos informó que sus familias han reducido los gastos en alimentos, el 43.1% pospuso compras importantes y el 27.9% agotó sus ahorros o se endeudó más con la tarjeta de crédito como consecuencia de la pandemia.

Los niños se darán cuenta. Ellos quieren saber por qué están cerradas las piscinas y los campamentos, por qué tienen que usar máscaras, por qué la familia no puede salir de vacaciones. Hablar con sinceridad sobre la situación económica en general, y de la casa en particular, puede ayudar a que toda la familia atraviese mejor estos momentos difíciles.

"Cuando aumentan los niveles de estrés o ansiedad a nuestro alrededor, en nuestro hogar o trabajo, y no sabemos qué está ocurriendo, es inevitable que comencemos a atar cabos", comentó David Reynolds, director de Estrategia de productos y créditos de BOK Financial. "Es importante ser honestos con los niños para atenuar un poco la preocupación que sienten, pero debemos hacerlo desde un lugar cercano a su entendimiento".

Sinceridad hasta cierto punto

Los padres a veces esperan que sus hijos se comporten como adultos, pero sus cerebros aún se están desarrollando, a veces hasta los 24 años. No siempre pueden procesar las complejidades de los temas financieros, pero casi siempre pueden sentir cuando algo preocupa a sus padres o genera estrés en la familia.

Por eso es importante ser sinceros, comentó Reynolds. "Es importante contarles lo que está sucediendo pero sin involucrarlos más de lo que pueden tolerar emocionalmente".

Compartir con sus hijos lo que están haciendo para atravesar los desafíos financieros puede disminuir sus preocupaciones, agregó.

Algunos días serán peores que otros, dijo Reynolds. "Muéstreles empatía, reconozca el problema, anímelos y fomente en sus hijos la esperanza de que todo saldrá bien. Cuanto más sincero sea con ellos, mejor entenderán y atravesarán los momentos duros".

Thomas Hay, director de Estrategias digitales minoristas de BOK Financial, sugiere abordar la situación en equipo e incluir a los niños en la búsqueda de soluciones.

"Si bien es una situación compleja, también es una gran lección de vida para que todos los miembros de la familia se unan y vayan hacia una misma dirección", expresó. "Explicar que está ingresando menos cantidad de dinero permite hablar sobre las formas de reducir los gastos. Este diálogo involucra a todos los miembros de la familia en la búsqueda de soluciones para ajustar los gastos".

Los aprendizajes de la pandemia también sirven para que sus hijos entiendan y fortalezcan los buenos hábitos de ahorro y administración del dinero. Destaque la importancia de ahorrar para momentos difíciles como este.

Una manera sencilla de hacerlo desde una edad temprana es usar alcancías y dividirlas en dinero para gastos y para ahorros. Cuando el niño sea más grande puede ayudarlo a abrir una cuenta de ahorros para que observe cómo aumenta su saldo.

"Para prepararlos para una vida exitosa, puede comenzar desde ahora, enseñándoles a ahorrar el 20% de sus ingresos", comentó Kimberly Bridges, directora de Planificación financiera de BOK Financial. "Es necesario destacar la importancia de inculcarles a sus hijos buenos hábitos financieros a una temprana edad.  La mayoría de los adultos con los que he trabajado y que son exitosos en sus finanzas atribuyen su éxito a hábitos que han adquirido desde niños, como el valor del trabajo comprometido, de vivir por sus propios medios y de ahorrar para el futuro".

Siempre que se abra a sus hijos y los incluya en conversaciones complejas o discusiones muy sinceras acerca de la planificación del futuro, recuérdeles que son temas confidenciales. Comentar los desafíos financieros fuera de la familia podría ponerlos en apuros o dejarlos vulnerables a fraudes.

Mida la carga emocional

También es necesario que los padres sean conscientes de cómo manejan su propio estrés. "Si puede manejar el estrés de una manera saludable, está siendo un buen ejemplo para sus hijos", agregó Reynolds.

Las situaciones familiares estresantes pueden moldear para siempre la forma en la que sus hijos respondan al dinero.

De acuerdo con un artículo de Westminster School, hay investigaciones que indican que el estrés durante los primeros años de vida puede modificar físicamente al cerebro. Se sabe que el estrés malo está relacionado con desafíos físicos a largo plazopero además determina la manera en la que los individuos reaccionan ante determinadas situaciones.

Reynolds compartió la historia de una mujer que creció durante la caída del petróleo en los años 1980, en Oklahoma, cuando muchas viviendas fueron embargadas debido a los despidos. El temor que su familia tenía en ese momento a perder la casa se ve reflejado en sus preocupaciones actuales por el dinero para mantener a su familia.

"Cuando las personas se encuentran ante situaciones financieras difíciles en las que es necesario cortar el cable, los teléfonos móviles, las suscripciones y todo lo que se pueda para ahorrar dinero, toda la familia se ve afectada", agregó Reynolds. "Es importante tener en cuenta el impacto emocional que esto tiene en los niños, ya que por más que comprendan la situación, no significa que no sientan la pérdida".

Si bien el acceso a teléfonos móviles o una suscripción a videojuegos puede parecer un gasto superfluo del que se puede prescindir, esas actividades son los espacios de encuentro de los niños con sus amigos. La carga emocional de salir adelante en una situación difícil es real para todos los miembros de la familia.

Aprendizajes

Este también es un buen momento para enseñarles a los niños algunos conceptos básicos sobre el funcionamiento de la economía. Los recursos como Junior Achievement y The Balance tienen muchísimas ideas sobre cómo enseñarles a sus hijos todo sobre el dinero y la economía. Consejo: recuerde usar explicaciones sencillas para que ellos puedan relacionarlas y use juegos como el Monopoly para ejemplificar los principios.

Reynolds resuena con Bridges y agrega que esta es una buena oportunidad para enseñarles a sus hijos que las economías son cíclicas y que los momentos difíciles no siempre tienen un culpable.

"En general, no tenemos buena memoria y nos olvidamos que después de los ciclos malos siempre vienen los ciclos buenos", comentó. "Durante los buenos tiempos es necesario prepararse para lo peor, de esa manera podemos disfrutar cuando las cosas comienzan a mejorar después de los ciclos malos".

No cabe duda de que muchos de nosotros estamos experimentando miedos como resultado del coronavirus.

"Este miedo surge tras experimentar una falta de control y quedar a la deriva frente a lo desconocido", explicó Bridges. "Pero podemos usar esta experiencia como una oportunidad para preparar a nuestros hijos como futuros adultos al inculcarles buenos hábitos financieros y ayudarlos a comprender cómo funcionan el dinero y la economía. Con estas habilidades, estarán preparados para enfrentar los malos momentos en su vida".