Información

¿Necesita efectivo de manera urgente? Relájese.

Las tasas de interés de las cuentas de ahorros han subido a los niveles de la década de 1980. 7 formas de tener acceso fácil a su dinero.

Por Sue Hermann | 26 de mayo de 2020

Zapatos en un charco en un día lluvioso

Dicen que si uno espera lo suficiente, todo vuelve a estar de moda. Como prueba, las preocupaciones sobre el impacto económico de una pandemia a nivel mundial han vuelto a poner de moda una tendencia de principios de la década de 1980: ¡los ahorros!

La Oficina de Análisis Económico de EE. UU. informó recientemente que la tasa de interés de la cuenta de ahorros aumentó a un 13.1 por ciento en marzo. Esa es la medida del monto de su ingreso personal disponible que ahorra y al cual tiene fácil acceso si, y cuando, lo necesita.

No hemos visto ese tipo de tasa de interés en las cuentas de ahorros desde el primer año de la presidencia de Ronald Reagan, una tasa de casi dos tercios más alta que hace un año.

"Una buena práctica es tener un ahorro para cubrir de seis a nueve meses de gastos básicos en un fondo de emergencia de fácil acceso", dice Linda Cooper, directora de prestaciones al consumidor de BOK Financial.

También se recomienda tener suficiente dinero a mano para afrontar los gastos del hogar por algunos días, digamos entre $300 y $1,000, pero Cooper no recomienda más que eso.

"Hay que recordar que el dinero en efectivo en el hogar no genera ganancias y si se pierde o se lo roban, se pierde para siempre", afirmó Cooper. "Una cuenta de cheques o de ahorros en la institución financiera local asegurada por la FDIC es realmente el lugar más seguro para los fondos a los que quiere tener acceso de inmediato".

Pero no recurra a esas soluciones de otras décadas aún.  En 2020, hay muchas alternativas para acceder al dinero en efectivo. Le presentamos siete.

Vaya detrás del dinero

1. Recompensas en efectivo.

"Algunas opciones son rápidas, simples y no generan problemas", dice Kim Bridges, directora de Planificación financiera de BOK Financial. "Si tiene recompensas en efectivo en su tarjeta de crédito, puede canjearlas".

2. Interés y dividendos.

"Si tiene efectivo en una cuenta de inversión sujeta a impuestos debido a intereses y dividendos que no están siendo reinvertidos, puede retirar el efectivo sin generar impuestos adicionales", dice Bridges.

Sin embargo, Bridges recomienda no vender inversiones para aumentar el efectivo. "En un mercado tan volátil, estará congelando sus pérdidas y tal vez genere una carga tributaria".

3. Línea de crédito para préstamos con garantía hipotecaria.

Utilice el valor que acumuló en su casa y solicite una línea de crédito para préstamos con garantía hipotecaria. Paga intereses solo por el dinero que tomó como adelanto, nunca por el monto que no tomó como tal. En general, los costos de cierre son mínimos y algunos bancos como BOK Financial no tienen costos de cierre; el proceso de solicitud puede demorar de 30 a 45 días.

4. Línea de crédito bancaria.

Abra una línea de crédito asegurada por una cuenta de inversión sujeta a impuestos. Una vez más, pagará solo lo que utilizó, y las tasas de interés son relativamente bajas. Mejor aún, si los activos pignorados son retenidos por la institución que otorga el préstamo, el proceso de solicitud puede ser rápido y relativamente sin problemas.

5. Pedir prestado al seguro.

Pida dinero utilizando como garantía una póliza de seguro de vida permanente o vitalicio. El préstamo no se considera ingreso según las reglas actuales del IRS, pero podría deber impuestos a las ganancias por cualquier monto adeudado si la póliza caduca o es rescatada antes de que el préstamo se pague en su totalidad.

6. Valor en efectivo del seguro.

Retire el valor en efectivo del seguro de vida permanente. Una póliza de seguro de vida vitalicio incluye un valor nominal (beneficio por fallecimiento) y un valor en efectivo. Puede retirar del valor en efectivo hasta el monto de las primas pagadas. Retirar valor en efectivo podría reducir el beneficio por fallecimiento o extender el período de pago de las primas.

7. Pedir un préstamo utilizando como garantía una anualidad.

Una anualidad es por lo general un contrato entre una persona y una compañía de seguros para cubrir objetivos específicos, por ejemplo, para generar ingresos para el retiro. Antes de que comiencen los pagos de anualidades, puede solicitar un préstamo utilizando como garantía el valor de su contrato.

Debe darse cuenta que, si no paga el préstamo, quedará sujeto a impuestos y posiblemente a una multa por distribución anticipada, y si se toma más tiempo que el esperado para pagar el préstamo, sus rendimientos a largo plazo se verán afectados.

Como siempre, debe consultarlo con su asesor financiero y proveedor de seguros para entender los riesgos y beneficios de estos métodos.

Nunca sabe cuándo tendrá la próxima emergencia financiera, de la misma forma en la que no sabe cuándo volverán a estar de moda esas gigantes hombreras de la década de 80. En ambos casos, es mejor estar preparado y esperar que nunca suceda.