Información

No es lo mismo que estar en persona, pero está bueno.

Siga este consejo para conservar sus relaciones profesionales. En cierta manera, hasta podría mejorarlas.

Por Katy Hall | 6 de julio de 2020

Desde happy hours virtuales hasta videochats con los clientes, todos estamos buscando nuevas maneras de mantener las relaciones en medio de la pandemia del COVID-19.

Si bien las tiendas minoristas y los restaurantes están reabriendo sus puertas de a poco, hay muchas industrias que todavía no están preparadas para operar en persona. Si está algo cansado de esta nueva "realidad virtual", aquí encontrará algunas formas productivas con las que puede mantener un contacto significativo con su red, clientes e incluso amigos.

Familiarícese con la tecnología

Las videollamadas ya no son una novedad, pero ver la cara de una persona mientras escucha su voz puede resultar en una mejor conexión.

A mediados de marzo, Will Bowers, asesor de patrimonio para el sector de Patrimonio Privado de BOK Financial, comenzó a trabajar desde su casa e inmediatamente aumentó la velocidad de su red residencial para tener una mejor conexión de video con sus clientes.

"Las reuniones cara a cara son más importantes que nunca", comentó. "Aún se pueden leer las respuestas y ver las expresiones emocionales como si estuviésemos en persona, solo que lo hacemos a través de la pantalla de una computadora o un teléfono".

Incluso en reuniones virtuales se aplican los mismos principios, agregó Bowers. La escucha activa es fundamental.

Y para aprovechar mejor sus reuniones virtuales, Bowers usó una herramienta en línea que verifica las firmas electrónicas al configurar las cuentas.

Hace poco suscribió a un cliente nuevo aun sin haberlo conocido personalmente. "A medida que afianzamos nuestra relación virtual, quiero conocer más sobre sus metas para poder ofrecerle un plan financiero adecuado a sus necesidades".

Joyce Wykstra, directora de Administración de tesorería de BOK Financial, explicó que siempre ofrece una breve agenda en las llamadas con los clientes y las pone en pantalla.

"Cuando uno está en persona puede sentir cómo es el ambiente, pero en las videollamadas eso está un poco limitado", comentó. "Ofrecer otras formas de estructuras, como una simple agenda y vestimenta profesional, y saber que puede haber un poco de demora entre lo que uno ve y lo que la otra persona está diciendo cuando escuchamos su voz, puede ayudarnos a adaptarnos mejor".

Tómelo como algo personal

Wykstra considera que los clásicos métodos eficaces para construir relaciones sólidas son relevantes también en la realidad virtual.

"Puede parecer anticuado pero tomar el teléfono y llamar a un cliente sin otro motivo más que saber cómo está, es más importante que nunca", agregó.

El compromiso genuino permite que los clientes y colegas sepan que son valiosos para nosotros.

"Una de nuestras clientes tiene su negocio en el centro de Denver, cerca del lugar donde hace poco hubo protestas", comentó. "La llamé para saber cómo estaba y contarle que había estado pensando en ella, además le comenté algunas opciones que tenía para hacer depósitos, ya que nuestra sede bancaria también había sido afectada".

Tomémosnos el tiempo de averiguar qué es importante para la persona que está del otro lado de la pantalla, recomendó Wkystra. Joyce siempre comienza las llamadas preguntándoles a sus clientes sobre novedades o noticias del sector industrial que podrían afectar a sus negocios.

"Me gusta preguntarles qué piensan porque así puedo saber lo que es importante en sus mundos", agregó Wkystra. "Además, al hacerlo me voy dando lugar ya que el cliente tal vez está preocupado por otras cuestiones y no se muestre tan abierto a escuchar la información que tengo para compartirle en ese momento".

Ayude a las personas a hacer nuevas conexiones

Sean Kelly, gerente de relaciones de la banca comercial de BOK Financial, se adaptó rápidamente. Apenas comenzó el confinamiento en casa en marzo, Kelly modificó lo que habían sido las sesiones trimestrales en persona de la red de líderes de negocios y las transformó en videoconferencias en línea dos veces al mes.

Al parecer, las sesiones se han vuelto más valiosas durante estos momentos de incertidumbre, comentó. A veces, el simple hecho de generar el espacio para interacciones más sólidas es la clave.

"Antes de la pandemia, la gente probablemente estaba muy ocupada para asistir a una reunión fuera de la oficina", explicó Kelly. "Ahora que no están en la oficina y que no es necesario trasladarse hasta el lugar de la reunión, tienen tiempo en sus agendas que antes no tenían".

En las conferencias virtuales de Kelly, los empresarios y ejecutivos de organizaciones tienen la oportunidad de compartir conocimientos entre ellos. Las reuniones virtuales de 25 a 30 personas permiten que los participantes generen vínculos nuevos, reciban comentarios sobre sus ideas y pidan ayudan.

"La pandemia ha sido una experiencia nueva para todos nosotros y, a veces, simplemente necesitamos tener otra perspectiva para superar un desafío", agregó. "Durante estas sesiones se han generado conexiones valiosas que seguirán creciendo después del COVID-19.

Este periodo en que los líderes de negocios buscan generar nuevas alianzas y tener estas conversaciones virtuales de manera continua en sus agendas ha creado el espacio para que las personas desarrollen una lista de contactos de confianza con los que pueden contar de inmediato".

4 consejos para mejorar sus redes virtuales

1. Al programar un café virtual o happy hour, asegúrese de tener cerca la bebida en cuestión.
2. Si conoce a alguien en un evento virtual, contáctelo en LinkedIn tal como lo haría luego de una presentación en persona. Etiquételo o envíele un mensaje privado para compartir un artículo o un enlace y continuar hablando sobre el tema o problema que estuvieron tratando de manera virtual.
3. Si hace un evento en línea para clientes, tenga en cuenta que debe ser divertido e interactivo, como aprender a hacer pastas, preparar el cóctel perfecto o competir en una trivia en línea.
4. Valórelo. Al igual que las interacciones en persona, sus conexiones son valiosas para los demás. Ofrézcase para contactar entre sí a personas que tal vez estén atravesando los mismos desafíos.