Información

¿Estar en casa lo pone inquieto?

Si necesita cambiar de entorno, en casa, las atractivas tasas de interés hipotecarias actuales pueden ayudarlo con su poder adquisitivo

Por Megan Ryan | 20 de abril de 2020

Pareja pintando la figura de una casa

En medio de los pedidos de quedarse en casa por la pandemia, todos buscamos distracciones. Es posible que ya haya reorganizado sus armarios, planificado nuevos colores de pintura y reacomodado sus muebles.

Si lo mismo se siente un poco inquieto en casa, ahora puede ser un buen momento para considerar un proyecto importante.

Si su empleo es estable, ¿es ahora un buen momento para comprar una nueva casa o para aprovechar tasas de interés favorables al refinanciar su hipoteca?

La primavera generalmente suele señalar el comienzo de la temporada de compra de casas, pero estos no son tiempos normales.

"Las tasas de interés ahora están fluctuando de manera descomunal", dijo Tanya Ball, gerenta regional de BOK Financial Mortgage. "Este es un territorio nuevo para todos nosotros, con el temor de la economía global, pero en general, las tasas de interés hipotecarias se encuentran entre las más bajas que hayamos visto en muchos años".

Con frecuencia, hay confusión respecto a las tasas de interés hipotecarias. Cuando el Banco de la Reserva Federal bajó su objetivo para las tasas de interés de fondos federales casi a cero en marzo, las personas supusieron incorrectamente que las tasas de interés hipotecarias también bajarían, dijo Ball.

Pero aclaró: No hay una correlación directa. La tasa de interés de fondos federales es la tasa de interés a corto plazo con la cual los bancos le prestan a otros bancos, de la noche a la mañana. Las tasas de interés hipotecarias se basan en plazos más prolongados de 15 a 30 años.

Si bien los dos tipos de tasas de interés pueden fluctuar al mismo tiempo, no siempre se reflejan entre sí.

La volatilidad del mercado actual está creando enormes fluctuaciones en las tasas de interés hipotecarias, aunque Ball espera que se estabilicen.

"Una vez que veamos un poco de estabilidad, si las personas se sienten inseguras en sus empleos, esto podría ser una gran oportunidad para los propietarios de viviendas para que consideren la administración de deuda de manera integral", dijo Ball. "Poder pedir dinero a estas tasas de interés bajas y usar el patrimonio para eliminar otra deuda de interés alto puede ser realmente un gran impacto para la situación financiera de alguien".

Aprovechar las tasas de interés bajas y refinanciar su vivienda puede ser la mejor opción en el contexto actual.

Los propietarios de viviendas deberían considerar todas las variables al refinanciar una casa, dijo Ryan Bennett, gerente regional de BOK Financial Mortgage. "Los prestamistas hipotecarios deben ayudarlo a realizar el proceso de refinanciación, para evitar perder mucho tiempo y evitar gastos iniciales del préstamo para su vivienda".

Le recomienda a los propietarios de viviendas explorar sus opciones, incluso tomar una tasa de interés apenas más alta para evitar pagar o sumar costos de cierre a su préstamo. Otro consejo es iniciar una solicitud para buscar la aprobación previa. Luego, a medida que las tasas de interés se mueven hacia su zona objetivo, simplemente puede fijar la tasa de interés y disfrutar de los beneficios.

¿Qué opina sobre comprar una nueva casa?

Quizás los posibles compradores de vivienda hayan pensado que el 2020 sería el año de tomar la iniciativa de tener una casa propia; es posible que se sientan abatidos por los obstáculos que se presentan por la pandemia.

Según su aversión al riesgo, este tiempo de incertidumbre puede ser más ventajoso para los  compradores de vivienda por primera vez  que no necesitan vender una propiedad para poder comprar otra.

"Puesto que los alquileres siguen aumentando, ahora puede ser un buen momento para invertir en una vivienda para quien compra por primera vez y  trabaja en una industria que prácticamente no se ve afectada por la pandemia", añade Ball. "Las personas cuentan con un monto importante de capacidad de préstamo en este entorno, lo cual les permite comprar una casa y mantener aproximadamente los mismos pagos que el de su alquiler".

Las industrias de bienes raíces e hipotecas están  sintiendo el impacto de los pedidos de quedarse en casa y las directivas del distanciamiento social; no obstante, muchos están siendo creativos para asegurarse de que los compradores puedan ver las viviendas que los vendedores están ofreciendo.

Desde recorridos en línea por las casas hasta inspecciones y tasaciones virtuales, la industria se está innovando sobre la marcha.

"Incluso las agencias nacionales ahora permiten tasaciones solo del exterior y el tasador puede trabajar con el vendedor para reunir fotos del interior y establecer el valor actual de la casa, sin ingresar realmente a la casa", dijo Bennett.

Cada parte de la industria está trabajando para brindar opciones alternativas para hacer negocios durante esta época sin precedentes. Verificar el empleo dentro de los 10 días es necesario para procesar los préstamos para vivienda, aunque muchos departamentos de recursos humanos demoran más tiempo en responder mientras trabajan desde casa. Los compradores pueden proporcionar un recibo de sueldo o incluso un estado de cuenta bancario para demostrar su ingreso dentro de las últimas dos semanas de cierre.

Bennett espera ver una demanda acumulada dentro de unos meses, cuando la economía se recupere, aunque la disposición de las personas para tomar la iniciativa y comprar una nueva vivienda o refinanciar se basará en la tolerancia al riesgo.

"Es posible que las personas no intenten comprar una nueva vivienda debido a los obstáculos actuales relacionados con la operación", dijo. "Pero después de todo este tiempo en ambientes cerrados con su familia, es posible que se sientan motivados a refinanciar para acceder a fondos adicionales para realizar proyectos de mejora del hogar, ampliar su actual casa o remodelarla".