Información

El gran esfuerzo de la generación X

Con el retiro en el horizonte y el COVID-19 en la puerta de su casa, la generación sándwich está resolviendo cómo seguir adelante

Por Kerby Meyers | 25 de agosto de 2020

Gracias a haber dado clases sobre planificación inteligente del retiro durante años, Brandy Marion conoce las historias.

Mientras guarda sus materiales al terminar la presentación, se acerca una participante para preguntarle sobre la mejor forma de utilizar un plan 401(k) para conseguir los fondos que tanto necesita. Marion es empática, pero casi siempre tiene que dar malas noticias: su cuenta de retiro es intocable hasta que tenga 59½ (una disposición de la  Ley CARES ofrece excepciones, pero tendría que pensarlo bien antes de aprovecharlas).

"Sé que en definitiva es su dinero y sé que lo necesita, por eso la mayoría de las historias son conmovedoras", dice Marion, directora de educación y capacitación sobre patrimonio institucional de BOK Financial. "Pero las normas establecidas son buenas, ya que el gobierno nos está protegiendo de nosotros mismos. Es dinero para el retiro y tiene que ser difícil poder acceder a él".

Desde la aparición de la pandemia del COVID-19, existe una sensación de urgencia que Marion no ha visto nunca antes. El dolor ha sido especialmente fuerte entre los integrantes de la generación X, aquellas personas nacidas entre 1965 y 1980. En la plenitud de sus años laborales, estas personas están atravesando un mercado turbulento y al mismo tiempo tienen que mantener el equilibrio entre el cuidado de sus padres que envejecen y la crianza de sus propios hijos en un entorno de educación a distancia y opciones posteriores a la universidad muy limitadas.

Eso se suma a una etapa adulta en la que muchas de estas personas se dedicaron a un consumo notorio con una posible indiferencia hacia los peligros de las deudas.

"Para la última etapa de sus 40 años, se supone que debería tener tres veces su salario ahorrado para el retiro, pero la mayoría de las personas tienen menos de $50,000", dice Marion. "Una vez que alcanza los 50 y se da cuenta de que probablemente ya ha pasado la mitad de su vida, la realidad lo golpea".

Problemas agravados por la pandemia

A fines de 2018, el promedio de las familias de la generación X tenía $66,000 en ahorros para el retiro, según un estudio de Transamerica Center for Retirement Studies. En este punto, solo el 14% expresó seguridad en cuanto a la probabilidad de un retiro cómodo, lo que reflejó que el 32% ya tomó préstamos o hizo retiros en tiempos difíciles de sus planes 401(k).

Mientras tanto, los miembros promedio de la generación X contrajeron $36,000 en deudas personales, sin incluir los préstamos para vivienda,  según Northwestern Mutual.

Luego llegó el coronavirus. Debido a que el desempleo aumentó en abril, se ha considerado que más integrantes de la generación X estarán en riesgo de mantener su estándar de vida en el retiro, según el Índice Nacional de Riesgos para el Retiro. Según el índice, creado por el Center for Retirement Research del Boston College, la proporción de personas de 40 a 49 años, cuyas expectativas de retiro se vieron amenazadas, aumentó al 55.3% del 51.7% en julio. Entre las edades de 50 a 59, la expectativa de mantener el estándar de vida en el retiro fue baja para el 51%, que subió del 44.2% anterior.

"El COVID ha agravado los problemas para la generación X", dice Marion. "Muchos están tapados de deudas en comparación con sus ahorros, y no están listos para cuidar de sus padres o enviar a sus hijos a la universidad. Tal vez ganen buenos salarios, pero sus deudas superan el nivel aceptable según su edad y sus ingresos".

No es una sorpresa que la pandemia también pese sobre la perspectiva del grupo etario. Según una encuesta realizada por Transamerica Center for Retirement Studies, desde la aparición del COVID-19, el 25% del grupo etario reconoció que tiene menos confianza en sus ahorros para el retiro que antes de que comenzara la pandemia.

Nuevas lecciones a aprender

Para ser justos, los integrantes de la generación X han aprendido a esperar una recuperación, dice Marion, ya que fueron testigos de mejorías impresionantes del mercado de valores después de caídas abruptas debido a la explosión de la burbuja tecnológica, el 9/11 y la Gran Recesión.

Pero también hicieron poco para aprovechar esas recuperaciones financieras, y solo algunos buscaron ayuda para administrar el crédito y el presupuesto. Esto puede atribuirse a lo que la asesora en liderazgo Deborah Gilburg denomina como "la marca distintiva de la generación X: autosuficiente, autocontrolada y artífice de su éxito", que probablemente sea una consecuencia de una niñez sin padres en el hogar y un salto en la cantidad de divorcios durante los años 1970.

Sin embargo, la dura realidad está generando cambios. Marion ve a más personas de mediana edad consultando sobre cómo reducir las deudas, aumentar los ahorros para el retiro y crear un plan financiero personal.

"Muchos se sienten avergonzados por no saber de estas cosas a su edad, pero están buscando más información, ya sea a través del anonimato de los cursos que doy o conectándose en línea", cuenta Marion.

Agrega que las generaciones cercanas también pueden aprender estas lecciones.

Por ejemplo, las personas nacidas en posguerra siempre se tomaron muy en serio el mensaje de la diversificación y ayudaron a fomentar el aumento de los fondos objetivo, que presentan ajustes regulares en la asignación de valores y bonos, y se vuelven más conservadores a medida que el inversionista se acerca al retiro. Marion dice que las personas de la generación X continúan teniendo una mayor exposición de la recomendable a los valores, hecho que se vuelve más riesgoso a medida que se acercan a la edad de retiro y tienen menos tiempo para compensar incluso contratiempos moderados.

Al otro lado de la división, los millennials también se sienten atraídos por los fondos objetivo como parte de una cartera diversificada y comparten la virtud de querer reducir las deudas excesivas. Muchas personas nacidas entre 1980 y 95 están luchando con préstamos para estudiantes agobiantes, aunque generalmente han evitado hacer más pesada esa carga, dice Marion.

"Muchos integrantes de la generación X seguramente han tenido algunos traspiés financieros a lo largo de los años", afirma. "Pero ahora, al estar frente a la última parte de su vida, están viendo el valor de reducir sus deudas, aumentar sus ahorros para el retiro y vivir de forma más simple".

Aprenda más sobre planificación financiera con BOK Financial como un lugar para comenzar a enfrentar algunos de estos desafíos.