Información

¿Puede darme unas monedas?

Si encuentra una moneda de centavo, recójala. Podría resultarle difícil encontrar otra.

Por Sue Hermann | 26 de junio de 2020

Desde papel higiénico hasta levadura para hornear, la escasez se ha vuelto cada vez más habitual debido a las complicaciones que genera la pandemia de COVID-19 en las cadenas de suministro de todo el país.

Pero el último artículo difícil de encontrar podría sorprenderlo: cambio en monedas.

El 11 de junio, el Banco de la Reserva Federal notificó a los bancos acerca de una "asignación de pedidos de monedas temporal" que establece límites estrictos en las solicitudes de monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 centavos y de un dólar.

Cuando se trata de monedas, parece que la Reserva Federal no tiene ni para una propina.

Menos de una semana después, le preguntaron al presidente de la Reserva Federal Jerome Powell acerca del racionamiento de monedas durante una declaración ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara. Su respuesta: "... lo que sucede es que con el cierre parcial de la economía, el flujo de monedas se ha terminado, de alguna forma se detuvo".

Para bancos como BOK Financial, la reducción de monedas es significativa. En mayo, el grupo de bancos, que incluye a Bank of Oklahoma, Bank of Texas, Bank of Albuquerque y BOK Financial, hizo un pedido de monedas por un total de casi $76 millones. De acuerdo con las nuevas pautas de la Reserva Federal, el banco sería elegible para recibir la mitad de ese monto.

¿A dónde fueron todas las monedas? ¿Es posible que todos los colchones de los Estados Unidos estuvieran ocultando miles de millones de billetes de poco valor y otro tipo de cambio? ¿Las cocinas de los Estados Unidos están repletas de frascos con monedas?

En realidad, los canales típicos que mantienen el cambio en movimiento dentro de la economía fueron cerrados o reducidos debido al COVID-19. Las recepciones de los bancos se mantienen cerradas en muchas áreas. Las cajas registradoras de restaurantes y tiendas minoristas recibieron menos dinero en efectivo por las ventas, que cambiaron por métodos de pago en línea y sin tener contacto. Muchos casinos estuvieron cerrados por un tiempo, dejando a las máquinas tragamonedas vacías.

Al mismo tiempo, la U.S. Mint (Fábrica de Moneda de Estados Unidos), responsable de producir monedas pero no billetes, ha reducido sus operaciones para proteger a los empleados del COVID-19. Durante los primeros tres meses de 2020, solo se produjeron poco más de 3.2 mil millones de monedas, el nivel más bajo desde 2013, según CoinNews.net.

Exacerbación de la escasez: la producción de monedas en circulación ha disminuido continuamente durante los últimos cinco años. Resulta que la U.S. Mint no está ganando mucho dinero con la producción de monedas. Durante más de una década, el costo de producir monedas de 1 y 5 centavos supera su valor nominal: las monedas de 1 centavo cuestan 1.99 centavos y las de 5 cuestan 7.62 centavos, ambos valores de 2019.

Como respuesta ante la escasez, la Reserva Federal está trabajando con la U.S. Mint para "aumentar al máximo la producción de monedas". Además, a medida que más negocios vuelven a abrir, las monedas saldrán a la luz y la escasez disminuirá.

Mientras tanto, los negocios están respondiendo de diversas formas, de acuerdo con Paula Barrington, directora ejecutiva de servicios de tesorería de BOK Financial. "Algunas empresas están invitando a los clientes a llevar monedas para cambiar por billetes o tarjetas de regalo. Otras están redondeando los montos de las transacciones para evitar directamente el uso de monedas".

Mientras tanto, las monedas y los billetes no son las únicas formas de pago. Las tarjetas de débito y crédito le permiten comprar en millones de tiendas en línea y en persona. Algunas tarjetas de débito pueden vincularse con Apple Pay o Samsung Pay, lo que le ofrece el beneficio de pagar sin tener contacto. Los servicios interpersonales (P2P), como Zelle®, Venmo y Square® Cash App, le permiten dividir una cuenta, saldar una deuda o hacer un regalo de forma rápida y segura.

No necesita el cambio exacto.