Información

5 consejos de la SBA para maximizar la asistencia en situaciones de desastre

Cómo aprovechar al máximo los programas de préstamos gubernamentales que ofrecen ayuda a los pequeños negocios afectados por el COVID-19

Por Megan Ryan | 25 de marzo de 2020

Propietario de pequeño negocio con cartel de ayuda

La propagación del COVID-19 está afectando a los pequeños negocios de los Estados Unidos. Estados Unidos podría perder cinco millones de empleos debido al virus, según lo informa el Wall Street Journal.

Como respuesta a esta situación, el gobierno federal ha lanzado préstamos federales por desastres a través de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. 

Ahora todos los estados han sido declarados elegibles para recibir asistencia a través de Préstamos por daños económicos debido a desastres.

Este programa, que opera independienemente de los bancos, ofrece hasta $2 millones en ayuda para cada pequeño negocio, que se devolverán en un palzo máximo de 30 años.

El proceso puede ser difícil y engorroso, dice Cashin White, director de Préstamos de la SBA en BOK Financial. Estos son los cinco consejos de White para los propietarios de negocios que están considerando solicitar ayuda.

1. No espere.

Todos los negocios de los Estados Unidos pueden solicitar la ayuda, y White anticipa que la  solicitud en línea estará desbordada durante un tiempo. "El proceso de solicitud en línea probablemente no será perfecto", comenta White. "Escuché que hay varios problemas con el sitio web debido a que está siempre lleno de solicitantes, pero aliento a los negocios elegibles a que soliciten en cuanto puedan ya que se entregan por orden de llegada".

2. ¿Quién puede solicitar?

Este programa está dirigido a los negocios con menos de 500 empleados. El factor más relevante es si la empresa fue afectada directamente por la pandemia. White advierte que los solicitantes deben tener presente que aceptar fondos a través de un programa federal de préstamos puede impedirles solicitar otro. Sin embargo, el solo hecho de solicitar no lo descalifica.

"Aliento a las personas a que dejen de preguntarse si califican y que simplemente lo soliciten", dice White. "Es mejor realizar el proceso de solicitud, recibir el préstamos en 30 días y analizar si lo necesita o no que esperar hasta mayo para solicitarlo y que los fondos se terminen".

3. Ahórrese trabajo.

White les recomienda a los solicitantes que completen todos los pasos del proceso de solicitud y envíen todos los documentos obligatorios para demoras en el proceso. Los solicitantes deberían elegir una contraseña fácil de recordar y e ir guardando su progreso a medida que completan la solicitud para evitar tener que volver a empezar si tienen algún problema con el sitio web.

4. Considere sus opciones.

Los propietarios de negocios con acceso a otras opciones de financiamiento, como liquidez personal o financiamiento bancario tradicional, deberían considerar esas opciones primero. "Algunos propietarios pueden estar en condiciones de contribuir personalmente para mantener su negocio a flote. La SBA probablemente aprobará préstamos para negocios que han tenido una baja drástica en las ganancias debido a la pandemia y tienen poco acceso a créditos de otras fuentes", dice White.

También debe saber que la SBA requiere garantías personales e intentará obtener activos personales como garantías, si es que tiene, explica White.

5. Infórmese sobre lo que cubre.

Se supone que los fondos se tienen que usar para cubrir costos fijos como alquiler, nómina, deudas fijas y cuentas por pagar, entre otros. Es posible que los primeros pagos del préstamo se posterguen hasta 12 meses. Los préstamos por desastres no deberían usarse para comprar un edificio, comprar un negocio o ahorrar para después, dice White.

White anima a los propietarios de negocios a que hablen con su representante bancario actual sobre opciones de financiamiento tradicionales mientras exploran los programas de préstamos de la SBA y las opciones disponibles a través de otros recursos. Además del sitio web de la SBA, los recursos locales incluyen el Centro de Desarrollo para Pequeños Negocios o una oficina regional de la SBA para solicitar ayuda.

Además, se deberían consultar las opciones disponibles a través de la cámara de comercio y la oficina de desarrollo económico para ver las opciones de financiamiento y subvenciones locales.

"Los prestatarios deben estar preparados porque si solicitan hoy, la disponibilidad de los fondos en sus cuentas puede demorar un mes o más. Tienen que encontrar una manera de sobrevivir el mes de abril", dice White.