Transferir su negocio familiar

Como propietario de un negocio, tendrá que decidir cuándo será el momento correcto para desvincularse del negocio familiar y cómo lo hará. Existen muchas herramientas de planificación de bienes que puede usar para transferir su negocio. Elegir la correcta dependerá de si planifica retirarse del negocio o conservarlo hasta su muerte.

Es posible que tenga hijos u otros familiares que deseen continuar con el negocio después de su muerte. Obviamente querrá transferir su negocio a sus herederos al valor total. Sin embargo, existen impuestos a las ganancias, a las donaciones y a las sucesiones que exigen una planificación cuidadosa para evitar tener que vender algunos (o todos) los activos del negocio para poder pagarlos, quizás dejando muy poco resto para sus beneficiarios. Por lo tanto, la planificación sucesión de negocios debe incluir vías para garantizar no solo la continuidad del negocio sino también la ejecución con las mínimas consecuencias impositivas posibles.

Algunas de las estrategias más comunes para recortar los impuestos se explican brevemente en las siguientes secciones. Recuerde que ninguna está exenta de inconvenientes. Le sugerimos que consulte a un profesional impositivo así como a un abogado de planificación de bienes para conocer en profundidad todas las estrategias.

Usted y sus bienes pueden encontrar algo de alivio bajo el Código de Impuestos Internos

Si está listo para comenzar a transferir parte de su participación societaria a los beneficiarios, un programa de donación sistemático puede ayudarlo a lograrlo minimizando la presión tributaria sobre donaciones en la que se incurriría si lo hace de otra manera. En 2016, puede donar hasta $14,000 por año, por beneficiario sin incurrir en impuestos sobre donaciones (sin modificaciones desde 2015). Al transferir partes de su negocio de esta manera, con el tiempo quizás puede transferir una parte significativa de su negocio sin impuestos sobre donaciones. Queda claro que la desventaja de recurrir únicamente a este método para transferir su negocio es la cantidad de tiempo que se necesita para completar el proceso de transferencia de todos sus bienes.

Además, la Sección 6166 del Código de Impuestos Internos da lugar a los impuestos sobre sucesiones incurridos a raíz de la inclusión de un negocio estrechamente controlado en sus bienes que serán diferidos por 5 años (con el pago de intereses solamente durante los primeros cuatro años) y luego pagados mediante cuotas anuales durante un período de hasta 10 años. Los pagos en cuotas incluyen tanto el capital como los intereses. Esto les otorga a sus beneficiarios más tiempo para recaudar los fondos suficientes o acceder a tasas de interés más favorables. El negocio debe superar el 35 por ciento del patrimonio y debe cumplir con otros requisitos para calificar.

Vender los intereses de su negocio directamente

Cuando vende su participación societaria a un familiar o a otra persona, usted recibe dinero en efectivo (o bienes que puede convertir en dinero en efectivo) que puede utilizar para mantener su estilo de vida o para pagar los impuestos sucesorios. Usted elige cuándo vender: ahora, llegado su retiro, al momento de su muerte o en cualquier momento que lo desee. Siempre que la venta se haga por el valor justo de mercado (FMV) del negocio, no queda sujeto a impuestos sobre donaciones ni sucesiones. Pero si la venta se completa antes de su muerte, es posible que esté sujeta a un impuesto sobre la plusvalía.

Transferir los intereses de su negocio con un contrato de compraventa

Un contrato de compraventa es un acuerdo legal que establece de antemano la venta de su participación societaria entre usted y un comprador dispuesto.

Un contrato de compraventa le permite tener el control de sus intereses hasta que ocurra uno de los eventos que se especifican en el contrato, como su retiro, una discapacidad o la muerte. Otros eventos, como un divorcio, también pueden incluirse en un contrato de compraventa como eventos desencadenantes. Cuando ocurra el evento desencadenante, el comprador estará obligado a comprarle su participación o su inmueble al valor justo de mercado. El comprador puede ser una persona, un grupo (como copropietarios) o el mismo negocio. El precio y los términos de venta se acuerdan de antemano, lo que elimina la necesidad de vender a bajo precio si se enferma o muere.

Recuerde que un contrato de compraventa es vinculante: usted no puede vender ni ceder su negocio a otra persona que no sea el comprador nombrado en el contrato, a menos que tenga su consentimiento. Esto podría limitar su capacidad para reducir el tamaño de sus bienes a través de donaciones de por vida de su participación societaria, a menos que coordine con atención los objetivos de su planificación de bienes con los términos del contrato de compraventa.

Fideicomisos con anualidad retenida por el otorgante o fideicomisos de inversión mobiliaria retenida por el otorgante

Una herramienta de sucesión para negocios más sofisticada es el fideicomiso con anualidad retenida por el otorgante (GRAT, en inglés) o el fideicomiso de ingreso variable (GRUT, en inglés). Los GRAT/GRUT son fideicomisos irrevocables a los que usted transfiere activos y a la vez retiene una anualidad o pago del fideicomiso de inversión mobiliaria por un período de tiempo determinado. En general, una anualidad significa que usted recibe pagos fijos de manera periódica mientras que un fideicomiso de inversión mobiliaria quiere decir que usted recibe los pagos de un porcentaje fijo de activos del fideicomiso (que se revalúan todos los años). Ya sea al final del período de pago o al momento de su muerte, los activos en el fideicomiso pasan a los otros beneficiarios del fideicomiso (los beneficiarios que queden). El valor de la anualidad retenida o del interés del fideicomiso de inversión mobiliaria se descuenta del valor de la propiedad transferida al fideicomiso (es decir, una parte del negocio), entonces si vive por más tiempo del especificado, el negocio puede ser transferido en última instancia a la siguiente generación con un valor inferior por cuestiones de impuestos sobre sucesiones o donaciones.

Anualidades privadas

Una anualidad privada es la venta de una propiedad a cambio de la promesa de recibir pagos durante el resto de su vida. Aquí usted transfiere la propiedad total del negocio a los familiares o a otra parte interesada (el comprador). El comprador a cambio se compromete sin garantía a pagarle periódicamente mientras usted viva (una anualidad simple de por vida) o mientras usted y una segunda persona vivan (una anualidad conjunta y de sobreviviente). Una anualidad conjunta y de sobreviviente garantiza la realización de pagos hasta que muera el último sobreviviente; es decir, los pagos continúan siempre que su cónyuge siga con vida. Repetimos: como una anualidad privada es una venta y no una donación, le permite quitar activos de sus bienes sin incurrir en impuestos sobre donaciones o sucesiones.

Hasta hace poco, intercambiar una propiedad por una anualidad privada sin garantía le permitía a separar cualquier ganancia de capital que percibía, difiriendo el impuesto a la ganancia de capital. No obstante, este beneficio impositivo ha sido eliminado en términos generales. Si está pensando en una anualidad privada, procure hablar con un profesional de impuestos.

Título en cuotas autocancelables

Un título en cuotas autocancelable (SCIN, por sus siglas en inglés) le permite transferir el negocio al comprador a cambio de un pagaré. Según el pagaré, el comprador debe efectuar una serie de pagos a usted. Una disposición en el pagaré establece que al momento de su muerte, los pagos restantes quedan cancelados. Los SCIN ofrecen un flujo de ingresos de por vida y evitan los impuestos sobre donaciones y sucesiones, similar a las anualidades privadas. Al contrario de las anualidades privadas, los SCIN le dan un interés de garantía en el negocio transferido.

Sociedades familiares limitadas

Una sociedad familiar de responsabilidad limitada también puede ayudarle en la transferencia de su participación societaria a los miembros de la familia. Primero, cree una sociedad con intereses tanto generales como de responsabilidad limitada. Luego, transfiera el negocio a esta sociedad. Así conserva la mayor participación para usted y puede tener el control del funcionamiento diario del negocio. Con el tiempo, podrá donar el interés de la sociedad limitada a sus familiares. El valor de las donaciones puede calificar para descuentos en valuación como un interés minoritario y falta de comercialización. Si es así, puede transferir con éxito la mayor parte de su negocio a sus herederos con un importante ahorro en impuestos por la transferencia.